¿Qué es la hipermetropía y cómo corregirla?

Hola, hoy queremos hablaros de uno de los muchos trastornos visuales diagnosticados: la hipermetropía. Es uno de los problemas más habituales junto con el astigmatismo, la miopía y la presbicia. Algunos datos estadísticos indican que el 30% de los españoles puede sufrirla. Además es mucho más común entre la población infantil y juvenil, aunque en con un correcto tratamiento puede ser corregida.
En este caso existe un factor hereditario. No hay prevención conocida. Sin embargo si existen formas de corregirla.
Con este post queremos explicar algunas cuestiones básicas sobre la hipermetropía. Sin embargo, si tiene cualquier duda o cree que puede sufrir esta afección, nuestro consejo es que acuda a un especialista que revise su visión.

¿Qué es la hipermetropía?

La Hipermetropía sucede cuando la longitud del ojo es demasiado corta para la potencia de focalización del cristalino y la córnea. ¿Qué es esto? Pues esto implica que la persona que sufre esta afección tendrá una visión borrosa, especialmente en los objetos cercanos. Los rayos de luz se concentran detrás de la retina, en lugar de concentrarse directamente sobre ella.
El resultado es que se ven los objetos de lejos más claros que los cercanos. En esta situación este ojo tiene un bajo poder de converger. Por ello, es fundamental aplicar algún mecanismo de corrección visual: una lente positiva que añada potencia al ojo para tener visión nítida de los objetos de cerca.

Síntomas de la hipermetropía:

Como ya hemos comentado, la hipermetropía es uno de los problemas visuales más comunes. Es importante conocer sus síntomas, aunque siempre se debe consultar a un especialista. Sobretodo porque en pacientes mayores de 40 años, esos síntomas pueden confundirse con la presbicia o la vista cansada.
Los síntomas más comunes de la hipermetropía son:
  • La visión borrosa, especialmente de los objetos cercanos
  • El agotamiento visual
  • Dolor de cabeza, en parte provocado por el esfuerzo que realizamos que forzar un enfoque adecuado.

Si tienes alguno de estos síntomas acude a un especialista. Te ayudaran a saber si sufres hipermetropía o alguna otra afección cuyos síntomas sean parecidos.

¿Cómo puedo corregir la hipermetropía?

Existen diferentes mecanismos de corrección para este problema. Estas opciones permiten una corrección de la visión. Básicamente disponemos de tres opciones:

Lentes de contacto y gafas graduadas para la hipermetropía

Todos los laboratorios de lentes de contacto cuentan con lentillas específicas para solucionar este problema visual. Otra opción es corregir el mecanismo visual a través de unas gafas graduadas que incluyan unas lentes positivas convergentes. En ambos casos, la lente redirige adecuadamente los rayos de luz a la retina para conseguir la nitidez en todos los puntos focales.

Cirugía láser correctora

También existen cirugías correctoras para este tipo de afecciones. En este caso existen distintas técnicas de cirugía corneal que permite que puedas olvidarte de la afección para siempre. Si vas a optar por esta solución, ten en cuenta que debes elegir una clínica adecuada y especializada. tu salud visual está en juego.

 

¿Sufres hipermetropía? Te ha resultado útil este post. Si es así, compártelo en redes sociales. Puede que alguien más tenga tus mismas dudas sobre este problema.

Comparte en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No hay comentarios

Deja tu comentario