Buenos hábitos para cuidar tu salud visual y mantener tus ojos sanos

No hay duda de que la salud de la vista es una aspecto fundamental en nuestra calidad de vida. No en vano, algunos estudios indican que dedicamos el 50% del cerebro al procesamiento de este sentido. Por ello es importante que adquieras buenos hábitos para cuidar tu salud visual.

Hoy te traemos un pequeño listado de propósitos para que cuides tus ojos. De esa manera retrasarás la aparición de posibles problemas visuales.

¿Empezamos?

10 buenos hábitos para cuidar tus ojos

¡No faltes a tu revisión anual!

Tanto si ya sufres algún tipo de problema visual como si no has tenido nunca problemas de visión es recomendable revisar periódicamente tus ojos. Una visita a tu optometrista puede ayudarte a detectar con antelación cualquier dolencia.

Descansa la vista de pantallas de ordenador cada cierto tiempo

Hoy en día la mayor parte de la población trabaja frente a pantallas. Debemos tener muy claro que nuestros ojos también necesitan un descanso. Por ello, recuerda dedicar unos minutos a reposar. Puedes fijar la vista en otro punto y aumentar el ritmo del parpardeo para evitar la sequedad.

Cuida tu alimentación

Aunque no lo creas, lo que comemos guarda relación con cómo vemos. Un buen hábito para cuidar tu salud visual es incorporar a tu dieta productos ricos en vitaminas A y C, nutrientes y antioxidantes.

¡¡Di no a las gafas falsificadas!!

Las lentes que compramos en tiendas no especializadas o en la calle no cumplen ningún requisito o control sanitario. Si quieres cuidar la salud visual, no uses gafas falsificadas. Nuestro consejo es que solo te confíes en las gafas de sol de calidad y homologadas

Si eres usuario de lentes de contacto, extrema tu higiene

El uso de las lentillas se suele adaptar muy bien a nuestro ritmo de vida. Son muchas las personas que valoran las ventajas de utilizar lentes de contacto. Sin embargo, conlleva una responsabilidad. Recuerda que tus ojos están detrás de las lentes de contacto. Debes cumplir los consejos que te indique tu optometrista de confianza, no superes el tiempo máximo de utilización y cuida mucho la higiene cuando vayas a manipularlas.

Lee en lugares bien iluminados y preferiblemente con luz natural

Cuando realices una actividad que implique un esfuerzo especial para tu vista, cuida que sea en un lugar correctamente iluminado para no sentir cansancio o molestias. Nuestros ojos se exponen muchas horas a lo largo del año a la luz artificial, especialmente en invierno que los días duran menos. Con este tipo de iluminación podemos sentir fatiga visual más rápidamente que con la luz natural. Para cuidar tu salud visual, intenta que tu lugar de estudio o trabajo disponga de ventanas bien orientadas que creen un ambiente idóneo para realizar tu actividad cotidiana sin riesgos.

Ojo las distancias importan

Las pantallas se han convertido en un objeto cotidiano que vemos cada día. El televisor, el móvil, la tablet, el ordenador… Es importante que cuidemos nuestros ojos también cuando estamos frente a esos aparatos.

A todos de pequeños nos dijeron eso de “no veas la tele tan cerca que te vas a quedar ciego”. La distancia del aparato con tus ojos no implica un riesgo tan severo, pero si es importante para que nuestro sistema visual se acomode correctamente. Cuando vayas a disponer tu televisor en el salón deberás tener en cuenta la resolución y el tamaño de la pantalla.

En lo referente a ordenadores, debemos mantener una separación aproximada de 40 a 60 cm. En los dispositivos táctiles podremos reducir esa distancia a 30 cm.

Pero ten en cuenta que no solo la distancia es importante. Debemos tener en cuenta también que la iluminación sea la adecuada para evitar reflejos. Por otro el ángulo desde el que orientamos nuestra mirada también influirá a la hora de tener una correcta percepción de lo que se expone en la pantalla.

Añade a tu rutina las gotas y lágrimas si sientes sequedad

Como ya hemos visto, nuestro día a día implica el uso prolongado de pantallas. Esta es una de las principales causas de que más del 20% de la población sufra el síndrome del ojo seco. Puedes cuidar tu salud visual llevando siempre contigo lágrimas artificial o gotas humectantes. Te permitirán aliviar la sensación de sequedad y picor en cualquier momento.

Lleva siempre gafas de repuesto en el coche

Uno de los momentos en los que nuestro sentido visual está más alerta es durante la conducción. Por ello, recuerda siempre tener tus gafas a mano cuando vayas a realizar esa actividad. Además, es importante que tengas unas gafas de repuesto con la graduación actualizada en el vehículo. De ese modo, en caso de que tengas un incidente con tus lentes habituales, podrás sustituirlas sin que tus ojos y tu seguridad se resientan.

¡¡Ojo al maquillaje!! Usa productos de calidad y desmaquíllate siempre

El maquillaje es un complemento habitual para la belleza de las mujeres. Sin embargo, se debe tener en cuenta que muchos de los productos que se utilizan habitualmente, se aplican en zonas muy cercanas a los ojos. Por ello, es fundamental utilizar productos que no contengan ingredientes dañinos. Además, el producto debe ser retirado diariamente. De esa forma evitaremos que las partículas cosméticas terminen por ocasionar daños, provocar infecciones o producir sequedad.

 

Con estos 10 buenos sencillos hábitos cuidarás tu saludo visual. A veces los pequeños gestos son importantes. Intenta incluir estas costumbres en tu rutina y tus ojos te lo agradecerán.

 

Comparte en Redes Sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No hay comentarios

Deja tu comentario